7 tipos de vampiros emocionales

Hay personas que nos chupan la energía, que en vez de alegrarnos nos llenan de pesimismo. Si notas que con determinadas personas tu energía se ve como “robada” probablemente estés rodeado de vampiros emocionales.

MAS CARA

Pero, identificarlos a veces es difícil. Normalmente, nos damos cuenta cuando es demasiado tarde. Esto es porque existen varios tipos y cada uno tiene su propia técnica para robarte tu energía.

Además, no solo te roban la energía, sino que te manipulan sin que tú seas consciente de ello. Con esto, tú te sentirás siempre el culpable mientras ellos se verán libres de todo remordimiento.

Los vampiros emocionales son personas normales cargadas de negatividad. Se alimentan de nuestra energía y buen humor. Suelen hipnotizarnos con su cordialidad y encanto transmitiendo una gran confianza. Pero, tras entrar en nuestra vida, comprobamos que aumentan su autoestima manipulándonos.

-Anónimo-

1. Los vampiros pesimistas

Los vampiros pesimistas ven el mundo de un color gris. Todo es negativo, no hay nada positivo que puedan ver en el mundo y, como consecuencia, en las personas.

Este tipo de vampiros no logran ver la realidad aunque se la explicas y se la pongas delante de sus ojos. Ellos siempre tendrán una excusa para refutarte que la vida no merece la pena.

Si pasamos mucho tiempo con un vampiro pesimista, podremos comprobar cómo adoptamos poco a poco esa perspectiva negativa y pesimista que el vampiro tiene. Asimismo, veremos cómo nos roba nuestra esperanza y nuestra felicidad.

vampiro

2. Los vampiros catastrofistas

Este tipo de vampiros lo identificarás porque sus conversaciones girarán en torno a las catástrofes y los desastres. ¿Por qué lo hace? Porque para estos vampiros vivir significa estar expuesto a peligros inminentes. Todo puede pasar.

Estar con una persona así provocará que tarde o temprano adoptemos la misma visión del mundo que el vampiro catastrofista. Acabaremos agotados y empezaremos a ver el mundo de una forma totalmente distorsionada.

3. Los vampiros quejicas

La queja excesiva puede llegar a aburrir. Quejarnos por absolutamente todo es lo que hacen este tipo de vampiros quejicas que no hacen más que no estar contentos por nada.

Con todo, tú serás su paño de lágrimas. Estarás ahí para aguantar sus quejas, pero cuando tú necesites que alguien te consuele o te escuche, el vampiro quejica no estará dispuesto para ello.

De hecho, cuando tú tengas un problema y te acerques para recibir un poco de apoyo, este vampiro le dará la vuelta a la tortilla y ¡no sabrás cómo!, pero acabarás consolándolo a él cuando eras tú quien lo necesitaba.

 

energía vamp

 

4. Los vampiros criticones

A veces las críticas son buenas, porque nos hacen ver la realidad y esforzarnos por hacer las cosas mejor y superarnos. Pero, estos vampiros realizan las críticas con el afán de hacerte sentir inferior.

Estar con esta persona resulta agotador y puedes terminar con la autoestima por los suelos. Aléjate cuanto puedas de este tipo de vampiros, pues sus críticas no cesarán, sino que irán siempre en aumento.

5. Los vampiros sarcásticos

Los vampiros sarcásticos son difíciles de poner al descubierto, porque utilizan la broma como protección. Es como lanzar dardos envenenados y esconderse tras un rosal.

Sus palabras pueden tener un carácter jocoso en un primer momento, pero siempre encierran un comentario sarcástico. Si eres lo suficientemente hábil como para darte cuenta, el vampiro te dirá que solo es una broma con lo que te desarmará.

Estar con este tipo de personas es como estar en un campo de batalla continuo. Un campo de batalla en el que tú siempre saldrás herido y no tendrás opción a defenderte pues ¡es una broma!

vampiros-energeticos

6. Los vampiros agresivos

Los vampiros agresivos ante cualquier estímulo saltan de forma excesivamente agresiva. Muchos los pueden confundir con personas muy dramáticas, que llevan todo al límite.

¿Qué ocurre si te encuentras cerca de estas personas? Te sentirás siempre como si estuvieras en una cuerda floja, siempre intentando medir cada frase que dices para que no salte lleno de ira.

7. Los vampiros indefensos

La otra cara de los vampiros agresivos son los vampiros indefensos. Estos no resultan agresivos, sino que se muestran indefensos y piden ayuda porque no saben valerse por sí mismos.

Como te da tanta pena, te pones a su disposición para todo. Esto provocará que consuma tus energías y que tú también te empieces a sentir indefenso. A ti nadie te ayuda, tú lo das todo para proteger a esa persona que se muestra vulnerable, aunque no lo es.

Los vampiros indefensos invaden tu espacio, te hacen perder el tiempo y dañan tus relaciones personas. ¿Cuándo los necesitas? Ya no están. Ellos no están ahí para ti, pero tú siempre estás ahí para ellos.

“Cuidado con los vampiros emocionales. Todo critican, de todo se quejan, y chupan tu energía contagiándote su negatividad.

-Dr. César Lozano-

Saber detectar a estos vampiros emocionales es imprescindible para hacerles frente y alejarnos de ellos para evitar vernos contagiados por su negatividad.

Aléjate de ellos lo máximo que puedas. Si notas que alguien te está robando la energía, ¡aléjate de él! No tienes por qué quedarte sufriendo este malestar. Tú puedes escapar de estos vampiros que quieren absorberte.

Si te ha gustado este artículo no te pierdas “Vampiros emocionales“.

Vampiro