Los ciudadanos del mundo…

En este planeta tierra conocemos de todo, vivimos de todo y convivimos con todos, aprendemos a tolerarnos e inclusive llegamos a amarnos, existen personas tranquilas, serenas, que conservan y disfrutan el calor de su hogar sin necesidad de mayores interrupciones ni distracciones extremas, para estas personas viajar es una oportunidad fuera de alcance, un tema vacacional o sencillamente nunca piensan en ello, sin embargo, existen otras personas a las que la pasión por el viaje, las convierte en ciudadanos del mundo.

Estas personas tienen características muy especiales, se apasionan por conocer personas de otros países, rara vez pueden mantenerse en un mismo sitio por más de 3 meses, viajan a través de los libros, viajan a través de las películas, de la música, del arte…visitar los continentes es su pasión y sienten curiosidad por el lugar más recóndito de este planeta, cuando realizan viajes no llegan aún a su retorno y ya están planificando y anhelando el próximo destino.

destinos

Los ciudadanos del mundo son seres apasionados y vivaces, su mente rara vez esta quieta y fija en un lugar específico, poco conocen de programas de televisión de moda que no tengan que ver con temas de viajes y del mundo entero, les entusiasma conocer gente, hablar con personas, con turistas extranjeros, no sienten que desencajan en ningún lugar, no temen a las aventuras ni donde puedan pasar la noche, entablar conversaciones con desconocidos viajeros resulta algo natural para ellos, los ciudadanos del mundo se convierten en verdaderos exploradores, aventureros ávidos de nuevas experiencias y de nuevas emociones constantemente.

hablar viajes

La característica principal de estas personas es que el sedentarismo y la rutina los puede matar de aburrimiento, su alma viajera vive trasladada a cualquier espacio y a cualquier lugar y su pensamiento vuela con el viento, dejándose seducir por las maravillas que les brinda el mundo, los ciudadanos del mundo son seres especiales, con los que se puede hablar de casi cualquier cosa y que seguramente despertarán en ti ese lado apasionado que invita a lo desconocido, pretender atarlos a un ritmo de vida específico, que no signifique romper limites diariamente, puede apagar la luz de sus ojos.

ataduras

La maravilloso de los ciudadanos del mundo, es su capacidad de desprenderse de las cosas materiales y de los apegos emocionales, sus lazos son tan elásticos que gustosamente llevarán sus recuerdos consigo a cada lugar que visiten, pero no por ello deben permanecer al lado de personas y obligaciones,  los ciudadanos del mundo se sienten bien en cualquier lugar del planeta, pueden vivir en paz y encontrar asidero por el tiempo que así lo decidan, quizás todos debemos conservar un poco de ciudadanos del mundo…