Lo que las parejas felices no hacen…

Podemos conocer perfectamente, informarnos, investigar, sobre las características y las virtudes de las parejas felices, lo que suelen hacer, cómo se suelen divertir, el respeto, la solidaridad, el amor y todos esos detalles a considerar, sin embargo, existen ciertas cosas básicas que las parejas felices no hacen.

flat,1000x1000,075,f.u11

Una pareja feliz evita…

Las manipulaciones no son una costumbre en las parejas felices, maduras y consolidadas, no esta bien manipular los sentimientos del otro, tampoco viven calculando o presintiendo sus movimientos, no hay necesidad de pequeñas trampas constantes, para probar el amor del otro o su grado de compromiso.

Los problemas no se ignoran, deben enfrentarse, todas las parejas pasan por situaciones difíciles, pero no hablar de ellos o ignorarlos no los hará desaparecer, es necesario comunicarse y entender que si algo está pasando, debe ser atendido, las parejas consolidadas no suelen tener conflictos existenciales por cosas pasadas, que se pudieron abordar en su preciso momento.

Una pareja sólida y feliz no duda de los sentimientos del otro, aman y se sienten amados, a partir de ahí viven su relación con plenitud, felicidad y sin miedos ni sombras, no necesitan una comprobación constante de su sentir, pueden reconocerse con solo mirarse y llegan a desarrollar tal afinidad que resultan ser el complemento perfecto de su pareja.

juntos

Lo que definitivamente nunca hace…

Dejar de decir te amo a su amor, no se da por sobre entendido el sentimiento, no se puede ser mezquino con la expresión de este sentimiento en todo sentido, nunca hay suficientes “te amo”, “te quiero”, ” me encantas”…

Jamas se retiene, absorbe o ahoga a la pareja, no se desaniman uno al otro, por el contrario se acompañan, se alientan, se apoyan y si alguno cae siempre tendrá una mano amiga, no se sabotean mutuamente ni tratan de destruir la confianza del otro, la competencia no existe entre ellos.

Imponerte por sobre la decisión o el deseo del otro solo traerá resentimientos en el futuro, por lo que las personas que se aman, se apoyan sin condiciones y están listas para ayudar al otro cuando las cosas no salen bien.

original

Jamás irrumpen en la privacidad del otro, la confianza en una pareja feliz debe estar consolidada, entonces, hacer cosas como espiar el teléfono móvil, los e-mails, las redes sociales o la agenda y registro de llamados del otro es un atentado contra la relación misma. Las parejas felices se tienen confianza absoluta, por eso tampoco suelen esconder sus cosas bajo siete llaves sino que están al alcance del otro libremente.

Y por último, las parejas felices comprenden perfectamente que al pasado pisado, no traen constantemente estos recuerdos, especialmente si son desagradables y por demás, siempre tienen un tiempo para estar con el otro, para dedicarse mutuamente y cultivar la relación.