Prometo serme fiel en la prosperidad y en la adversidad

Cuántas veces nos comprometemos con personas a las que amamos, explicita o tácitamente y cuántas veces no nos traicionamos a nosotros mismos?

Cuando aceptamos lo siguiente:

YO SOY LA PERSONA MÁS IMPORTANTE DE MI VIDA

 

… cuando lo internalizamos  y nos hacemos conscientes de ello, comenzamos a actuar de una forma más sana y favorable.

mujer

Formas de atentar en nuestra contra:

No amarnos: Cualquier forma de desamor en nuestra contra es considerada un atentado, quizás esta resume todo lo importante, desde no aceptar nuestro cuerpo, criticar nuestros planes, sentirnos incapaces son síntomas de que no nos estamos amando.

No respetarnos: Estar rodeados de personas que resultan hirientes, que nos restan y nos perjudican, mantenernos alejados de las cosas que nos hace felices, son muestras de falta de respeto hacia nuestro ser.

Colocar como prioridad a otra persona: Que nuestro centro no esté en nosotros, que nuestro mundo gire alrededor de otra persona, aún siendo estos padres, hijos, parejas, etc, es una forma de atentar en contra de nuestra esencia y naturaleza, no es egoísmo, es entender el hecho de que si no estamos bien con nosotros, que nuestro ser no está bien cuidado y protegido no hay nada que podamos ofrecer a otra persona de manera saludable.

mujer

El amor no proviene de una pareja, de una relación, no es algo que debamos buscar afuera, el amor está en nuestro interior y solo debemos verlo. Amarnos trae consigue respeto, compasión, reconocimiento. Cuando realmente ese canal de amor está libre de perturbaciones, de interferencias, podemos vernos tal y como somos y aceptarnos, sin esperar nadad de nadie, sin buscar aprobaciones, sin permitir que nos dañen, dándonos el lugar más importante de nuestras vidas. Amarnos requiere de autoconocimiento, de respeto, de aceptación y de compromiso.

Perdónate, acéptate, reconócete y ámate. Recuerda que tienes que vivir contigo mismo por la eternidad.

―Facundo Cabral

 

Mujer-columpio

Una vez conscientes de ese amor, es más sencillo establecer relaciones sanas, no podemos dar lo que no tenemos dentro. Mientras estemos más en sintonía con nosotros mismos, manifestaremos grandes beneficios,  rodeándonos de gente que nos ama y nos respeta, orientándonos a lo que nos hace feliz, gozando una vida más saludable, sintiéndonos mejor con nosotros mismos, con nuestro cuerpo, con nuestros logros, con nuestro crecimiento. Dándonos el valor que nos merecemos. Nuestro mayor compromiso es el que asumimos con nosotros mismos.

¡Prometo serme fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad; amarme y respetarme todos los días de mi vida!