Viajamos para cambiar… no de lugar sino de ideas…

Si vemos con simpleza y sencillez, para viajar realmente no se requiere una excusa específica, viajar es un placer en sí mismo, por lo que para viajar no necesitamos realmente muchos motivos, sin embargo, si analizamos a profundidad podemos darnos cuenta, que los motivos que nos llevan a viajar siempre van un tanto más allá, que la necesidad simple de cambiar de aire y de ambiente.

Cuando realizamos un viaje no únicamente pasamos un proceso emocionante de organización, de programación y de planificación de todo lo que haremos durante nuestro recorrido, inmediatamente nos invade una especie de renovación, de frescura, de calma mezclada con adrenalina, la simple idea de vernos fuera de nuestra rutina, en otro lugar, bien sea descansando o bien sea liberándonos, nos hace sentir un estado de plenitud, nuestra mente incluso llega el lugar destinado para el viaje mucho antes que nuestro cuerpo.

viaje mente

Será entonces que realmente el verdadero significado del viaje no es exclusivamente cambiar de lugar sino que también significa un cambio y una renovación de ideas?..

La necesidad de viajar nos recuerda que tenemos un estado como ser humanos, que va más allá de nuestra responsabilidad, es la necesidad de viajar la que nos invita a retomar nuestra pasión, nuestra emoción y nuestra manera libre de ver la vida, pero esto no ocurre únicamente porque lo sintamos físicamente, sino porque además nuestras ideas y pensamientos necesitan de tanto en tanto, pasar por un proceso de transformación, más que un cambio, una renovación, generar frescas y nuevas ideas que nos lleven por nuevos caminos y nos tracen  nuevos horizontes.

horizontes

La dinámica que encierra la programación y la ejecución de un viaje, puede derivar en oportunidades muy provechosas, no únicamente para nuestro descanso y para nuestro entretenimiento, sino además para nuestra mente, para nuestros proyectos futuros y para nuestra capacidad de afrontar las situaciones, realizar un viaje en un momento oportuno, en un momento trascendental o de gran necesidad en nuestra vida, puede cambiarnos completamente el enfoque frente a determinada situación e incluso llegar a despejarnos de tal manera la mente, que de seguro encontraremos esa solución requerida que antes no veíamos.

soluciones

No hagas caso omiso cuando surge en ti la necesidad de realizar un viaje, no tiene que ser un viaje ni muy largo ni muy costoso, sencillamente un cambio de aire, un cambio de ambiente, un cambio de espacio que te nivele, abra paso en tu pensamiento a las nuevas ideas y de cabida a un segundo aire en tu vida.

Tomate todos los aires que necesites, las ideas surgen constantemente en nuestra vida…no las dejes escapar.