Viajar no es escaparse de la vida… es dejar que la vida no se nos escape

Puede resultar muy simple pensar que las personas que viajan viven en constante escape, escape de la rutina, de las responsabilidades, del amarre a las labores que nos atan día a día, a las familias a la sociedad, a nuestro rol en la sociedad.

Solemos referirnos a los viajeros constantes, como personas desinteresadas, desapegadas, demasiado independientes para sentar cabeza, incluso solemos pensar que llevan una vida tan ligera que nada realmente puede causarles preocupación, sin embargo, hay algo que podemos observar, y es que viajar no significa escaparse de la vida, sino más bien es una constante lucha porque la vida no se nos escape, por disfrutarla a cada instante y a cada momento, tan intensamente como si fuera el único.

unico

Los viajeros constantes suman a su vida día a día una nueva experiencia, nuevas emociones, nuevos sentimientos, se enriquecen además con las culturas, con las relaciones y con las vivencias de las personas que van conociendo a lo largo de su recorrido, de manera que cada quien elige como vivir la vida sin que ésta se le escape, sin embargo, en muchas oportunidades no nos damos cuenta que no estamos viviendo realmente, sino que sencillamente estamos sobreviviendo.

Puede resultar muy lamentable, que tener una oportunidad tan hermosa de despertar cada mañana, de disfrutar de un nuevo amanecer, decidamos hacerlo de una manera infeliz, porque sencillamente nos sintamos incapaces de cambiar nuestro día a día y simplemente debamos conformarnos, esto no quiere decir que debemos abandonar nuestras responsabilidades y los compromisos que adquirimos y que asumimos a lo largo de nuestra existencia, por el contrario podemos sumarlos y hacerlos parte de nuestro disfrute real de la vida en total plenitud.

plenitud

Si hay algo realmente cierto, es que para vivir la vida hay que estar vivo, no podemos vivir la vida sintiéndonos muertos en nuestro interior, actuando de manera inerte y casi mecánicamente ante cada una de las cosas que tenemos que asumir en nuestra vida, sin disfrutar su esencia, su enseñanza, su presente, por el contrario, esta hermosa vida hay que valorarla, hay que apreciarla, hay que abrazarla con toda certeza y plenitud y a todo lo largo y ancho, en todos sus sentidos… y que puede resultar más intenso para cada uno de los sentidos que una nueva vivencia día a día?..

vivencias

Escoge las personas que quieres por compañeras en tu viaje, pinta el escenario que quieres vivir, anímate a dejar aquello que te pesa y a tomar un nuevo rumbo y no dejes que la vida se te escape…